Sucesiones

   La pérdida de un familiar siempre es un momento duro y doloroso en todas las familias. Para el Derecho, la muerte no es más que la transformación del cuerpo en cadáver y de los derechos en herencia. A través de ésta transformación, los derecho en herencia abren multitud de problemas, algunos de difícil solución, que pueden llegar a mermar la relación entre los miembros de una familia. 

   Como abogado puedo ayudarte a gestionar la herencia de la mejor manera posible, teniendo en cuenta el duro momento que representa y, sobre todo, sin olvidar las relaciones personales y familiares. Si necesitas tramitar la herencia, puedo realizarte todos los trámites, ya sean la liquidación el inventario, el pago de impuestos o la inscripción de bienes inmuebles, para que tú no tengas que preocuparte de nada. 

   Si, como consecuencia de la pérdida de un familiar o conocido, tienes problemas con la adjudicación de la herencia o con su reparto, te ofrezco el mejor consejo legal, siempre valorando las relaciones afectivas que subyacen a la relación jurídica y dándote el mejor consejo legal, intentando solucionar el problema, siempre que sea posible, a través de la negociación y la mediación. Desde mi punto de vista, en el ámbito familiar, el juzgado debe constituir el ultimo recurso. Si a pesar de los intentos de aproximación y solución amistosos, estos devienen en infructuosos, acudiré entonces a defender tus intereses ante el juzgado y te proporcionaré una defensa de tus intereses, llevándolos hasta sus ultimas consecuencias.