Desde el año 2013 ejerzo como abogado en Zaragoza, otorgando un servicio de asesoramiento legal basado en la lealtad al cliente y la trasparencia.

   Comencé mi carrera en el año 2013, cuando me colegié como abogado en la ciudad de Zaragoza. Desde ese preciso instante y hasta el día de hoy he tenido la suerte de contar siempre con nuevos asuntos, los cuales han ido aumentando progresivamente en complejidad y me han permitido adquirir una experiencia lo suficientemente amplia como para que ahora te pueda ofrecer un asesoramiento legal de calidad.

   No se puede decir que el despacho que tengo sea grande, ni antiguo, pero sí me atrevo a decir que ofrezco un trato cercano al cliente y un asesoramiento sincero aunque ello pueda implicar que no te diga lo que pretendes escuchar, pues siempre buscaré la solución que sea más adecuada tanto para tus intereses como para tu bolsillo.